Verano/2020: relajate y tomá nota

Los momentos de descanso son buenos para relajar la mente, evadir problemas, salir de las rutinas. Y eso mismo, lleva a que puedan convertirse en “momentos Eureka”.

Quitar el foco de atención de los problemas, de lo que hemos intentado resolver conscientemente, nos permite tener una perspectiva diferente de las situaciones.

Salir de la rutina y de algunas obligaciones también nos habilita a tener tiempo para “pensar en otra cosa”, avanzar en otros proyectos personales, o pueden surgir nuevos.

A veces es el tiempo para pensar en nosotras mismas, el que hace que el verano sea un momento bisagra entre lo que hemos hecho todo un año, y lo que queremos para adelante. Ni hablar de lo que significa “un año nuevo”!!

Ojalá esas ideas aparezcan siempre en forma de “es ESTO” y nos sacaran todas las dudas. Pero no siempre es así. Puede ser una, o puede ser una lluvia de ideas, todas potencialmente buenas, que nos llevarán a pensar nuevamente sobre ellas.

Cuando estés ante esa lluvia de ideas, te sugiero que lo tomes con calma, no las descartes (por algo surgieron) y sigas algunos pasos:

  1. Anotá todo: seguramente, cuando vuelvas a leer en unos días lo que se te ocurrió en el “momento Eureka”, te parezcan ideas de otra persona. Es posible que pienses ¿eso se me ocurrió a mí? ¿cuándo?… y que debas admitirlo porque está escrito con tu puño y letra.
  2. Revisá lo que ya has pensado y definido antes, para no perder el rumbo: si estás trabajando en un proyecto y seguís avanzando con la mente muy creativa, puede ser fácil perder el camino que te trazaste y lo que habías definido como tu objetivo.
  3. Acomodá esas ideas a tu objetivo inicial: si tu hemisferio derecho del cerebro es el que predomina, te puede llevar para cualquier lado ;). Dale participación al izquierdo, al que organiza y es más metódico. Entre los dos hacen un buen equipo (por algo están tan juntitos y comunicados, ¿no?)
  4. Andá paso a paso: da lugar a tu creatividad, a la posibilidad de que surjan ideas nuevas, mientras seguís un orden y vas evaluando que los resultados sean coherentes a medida que avanzás.
  5. Pasá a la acción antes de que sea “perfecto”: es probable que te pase que hasta que no alcances “la perfección” no te decidas a soltarlo, y tus ideas sigan siendo un proyecto. Lamento decirte que ese momento no llegará, siempre habrá aspectos a mejorar y cosas que agregar.

Si no tenías ningún proyecto, y te surgieron muchas ideas, andá igual al paso 1: anotá todo. Tal vez el paso 2 aún no lo tenías presente, pero no significa que no quieras y/o necesites la oportunidad de hacer algo diferente, nuevo, creativo.

Muchas veces, nuestras creencias y nuestra adaptación a “la vida que tenemos” nos lleva a ni siquiera plantearnos nuevas opciones y la posibilidad de cambio.

Hoy te invito a que no descartes las ideas y el impulso del verano. A que te escuches, a que tomes nota y te permitas pensar las cosas desde otro lugar. Abrite a las oportunidades, mantenete atenta a lo que pasa a tu alrededor, y por encima de todo, a lo que pasa dentro tuyo. La verdad está ahí.

¿Te animás a contarme si has tenido algún proyecto o momento eureka de verano o de año nuevo?

Lorena

Vamos a seguir sumando Eurekianas en este 2020, animándonos a crecer juntas.

El momento eureka

Hoy elegí compartir con ustedes un artículo que encontré dentro de mi propia investigación personal, y que tiene mucho que ver con el proceso, razón de ser y el nombre de este blog.

Es de Julia García López (comunicadora científica). Está textual, y les dejo de todas formas el link aquí para quien quiera ir a la fuente:

https://www.agenciasinc.es/Reportajes/Ese-inspirador-momento-eureka-que-solo-llega-cuando-el-cerebro-desconecta

Es un buen momento para leerlo. ¡A disfrutar las vacaciones!

Las vacaciones están para relajarse y también para permitir que el cerebro dé a luz grandes ideas. Dejar que la mente vague a sus anchas favorece que de pronto aparezca la solución a esas preocupaciones que nos llevan consumiendo durante meses en la mesa de trabajo. Es el momento eureka. Nace en las neuronas situadas sobre la oreja derecha y llega sin avisar, pero existe.

Leer más → El momento eureka