El ramo de novia que no llegó

Estamos en el mes del amor, las flores, San Valentín, y mi celebración de 17 años de matrimonio en esta semana.

Hoy pensaba hablar de las dos caras de la moneda que puede tener un día tan especial, y sigue hablando mi corazón…

Porque para mí estos son días de emociones, de recuerdos, de pensar en el pasado y en el futuro. Son días donde indefectiblemente recuerdo a mi amiga de la adolescencia, a quien despedimos en la mañana del 16 de febrero, hace 17 años… el día que me casaba por Iglesia. Leer más → El ramo de novia que no llegó

La libertad de tener opciones

Cuando era chica, me gustaba mucho el color rosado. Alrededor de los 11 – 12 años, tengo el recuerdo (aunque no necesariamente era así, pero lo sentía) de que la mayoría de mi ropa era rosada: más clara, más oscura, en buzos, pantalones, medias… porque todo tenía que hacer juego. Durante un tiempo caí en una trampa en la que si me compraban algo nuevo, tenía que ser rosado para combinar con lo que ya tenía.

Hasta que, por suerte, me dí cuenta de que no todo tenía que ser igual, y no tenía que seguir usando rosado porque ya tenía rosado… sino que podía variar, elegir otros colores, y combinarlos según la ocasión, el estado de ánimo, el objetivo y las ganas que tuviera o no, en determinado momento, de usar tal o cual color.

¿No nos pasa eso a veces con las relaciones? “Siempre tuve este grupo de amigos ¿por qué voy a conocer más gente?”… y nos mantenemos dentro de la burbuja desde la escuela primaria, o desde el liceo… o desde el jardín de infantes.

Leer más → La libertad de tener opciones