Sobre Metas y Objetivos

Hemos dedicado tiempo y atención a hablar de las necesidades tan parecidas y tan particulares a la vez que tenemos las personas. Ahora nos dedicaremos a metas y objetivos, que también son tan parecidos y tan particulares.

Cuando pensamos en metas, lo más frecuente es escuchar cosas tales como “ser feliz”, “sentirme plena”, “lograr libertad, autonomía”, “vivir en paz”, “tener salud”.

Ahora, para cada una de nosotras, será diferente el contenido que le ponga a cada una de esas metas.

“Ser feliz” es muy amplio: ¿qué es la felicidad para vos? ¿cómo vas a darte cuenta cuando “seas feliz”? ¿cómo te vas a sentir? ¿qué vas a oir de los demás, y de vos misma?

Ni hablemos de tener como meta “sentirme plena”. Una puede sentirse plena en su casa de siempre, con sus hijos, mientras otra lo sentirá cuando sea rica y viva en Nueva York.

“Vivir en paz”, “tener salud”, “ser libre”… tan o más complejas que las anteriores.

¿Vas entendiendo por qué es importante definir VOS misma TUS metas? porque son únicas, tuyas y a tu medida.

PERO YO SÓLO QUIERO BAJAR DE PESO… O LEVANTARME TEMPRANO

Está bien, esos son objetivos, que serían los que te lleven a alcanzar tus metas… con similares desafíos: ¿qué es para vos bajar de peso? ¿cómo te darás cuenta cuando lo cumplas? ¿cómo te verás? ¿qué oirás? ¿cómo te sentirás cuando lo logres?

Respondé las mismas preguntas para “levantarme temprano”.

Ambos requieren que pongas tus propios números y todos tus sentidos. También requieren tu compromiso y tu cerebro a disposición para alcanzarlos.

Responder estas preguntas cuando te planteás un objetivo es fundamental para motivarte y para saber si te estás acercando o alejando de él.

¿Será lo mismo para vos bajar 500 gramos que bajar 4 kilos cuando tu objetivo es “bajar de peso”?

¿O será lo mismo levantarte a las 8 o a las 6 de la mañana cuando decís “levantarme temprano”?

Y acá quiero ir un poco hacia arriba: cuando tus OBJETIVOS están alineados con tu deseo de ALCANZAR UNA META, se convierten en la herramienta para lograrlas.

Si tus metas están bien definidas, tus objetivos se desprenderán de ellas y te permitirán medir qué tan cerca o lejos estás.

Una meta sin objetivos que te acerquen a ella, puede ser una ilusión.

Un objetivo sin una meta superior, dependerá de tu motivación a largo plazo.

¿Has pensado que tu objetivo de levantarte a las 6 de la mañana para dedicarte un tiempo de calidad para vos… puede ser un paso hacia tu meta de sentirte plena? ¿o de sentirte libre? ¿o de ser feliz?

¿Has pensado que “bajar 4 kilos” puede ser un objetivo para tu meta de “tener salud”?

¿Te das cuenta de que los objetivos te ayudan a definir tus metas, y definir tus metas con precisión te ayuda a establecer tus objetivos?

Tal vez “levantarte temprano” no sea lo suficientemente motivador para poner el despertador antes de la hora habitual.

¿Qué tal si te planteás como objetivo “levantarte a las 6 de la mañana, para dedicar un tiempo a meditar, tomar un café tranquila, leer algo que te gusta y/o hacer ejercicio… para sentirte bien contigo misma?

¿POR QUÉ CUESTA TANTO SI ES TAN FÁCIL?

Yo no dije que fuera fácil. Seguramente te has dicho (como yo y tantas otras) “el lunes empiezo” lo que sea. Y me juego que cuanto más te cuesta cumplirlo, es porque no te lo has planteado realmente como un objetivo para alcanzar una meta.


¿Has visto a alguien más motivada por hacer dieta y ejercicio que una novia a meses de su casamiento?

Yo no, y tampoco estuve tan flaca como antes de casarme 😉 ¿por qué?

Porque la novia va más allá del objetivo, tiene una meta: lucir radiante en su vestido de novia, en las fotos de la luna de miel, y ser la envidia de sus amigas. ¿O no?

Eso lleva a que no sea simplemente un objetivo “bajar de peso”, como tantas otras veces lo ha hecho: la novia se propone bajar 2, 3 o 5 kilos antes de tal día, para lucir radiante y ser la envidia de sus amigas (seguro no es tu caso, lo sé). Tiene, además, una fecha de vencimiento junto a la meta cumplida: verse y sentirse espectacular. Su motivación está a tope durante ese tiempo.

¿A cuántas novias has visto volver con tanta intensidad al gimnasio luego de haberse casado?

Muchas veces no valoramos el efecto de la propia adrenalina por alcanzar el objetivo y las endorfinas derivadas del placer del ejercicio y de hacer lo que nos hace bien… y las dejamos pasar con la fecha de vencimiento (o del casamiento).

Es como llegar al objetivo y ya está. Nos “achanchamos” (¿lo has oído?). Si no nos planteamos nuevos objetivos o una meta que nos invite a alcanzarla, quedaremos en nuestra zona de confort aunque no estemos tan cómodas y aunque tengamos un recuerdo espectacular de esa época de lucidez.

En este sentido, en los planes que tienen como Meta aprender a alimentarse mejor, o a ejercitarse por salud, por ejemplo, los objetivos de adelgazamiento pasan a estar en función de dicha meta y no como un fin en sí mismos. Al basarse en información, disciplina, hábitos, sus efectos pasan a ser más duraderos y menos dependientes de la motivación.


VAYAMOS A LOS OBJETIVOS

Dicen los expertos que un OBJETIVO bien planteado debe ser SMART (sigla en inglés): específico, medible, alcanzable, relevante y temporal (como el de la novia que tiene tanto éxito).

Otro tip fundamental sobre objetivos (mientras me lo recuerdo a mí misma para no desmotivarme 😉 ):

Primero planteate objetivos que puedas controlar (que no dependan de otra persona).

Así, cuando vayas a medir tus logros y el avance hacia tu meta, lo harás en función de lo que dependa de vos.

La novia no puede ponerse como objetivo “que mi novio baje 5 kilos antes del casamiento”.

Los vendedores que tienen objetivos de venta planteados, saben que tienen que hacer determinadas acciones ELLOS para poder acercarse a ese resultado. No lo dejan en manos de los clientes mientras esperan pasivos.

Vos no podés ponerte como objetivo “que Fulana me responda”, porque no podés decidir por Fulana. Podrás buscar las mil y una formas de lograr que Fulana te responda, o asumir que no te responderá, y eso sí dependerá de vos.

Tener 10000 seguidores en Instagram podría ser mi meta (muy ambiciosa, lo sé) y para eso tendré que hacer un plan con objetivos concretos que me acerquen a ella.

Seguir el plan SÍ depende de mí. Luego, tendré que evaluar si funcionó o no, qué debo mejorar, cambiar, continuar, etc. Y seguir hacia mi meta, con nuevos objetivos. Paciencia, me dicen. Paciencia…

NO DEJES QUE TU MOTIVACIÓN DECAIGA POR PLANTEARTE MAL TUS OBJETIVOS, POR NO CUMPLIRLOS O POR DEJARLOS EN MANOS AJENAS.


TENGO UNA META Y VARIOS OBJETIVOS PARA EUREKIANAS

Nos dedicaremos a plantearnos objetivos SMART a lo largo de un mes, con una META.

Nuestra META será sentirnos bien con nosotras mismas por haber cumplido nuestros objetivos del mes en base a días especiales.

Los OBJETIVOS serán planteados como excusas entretenidas para que cada una haga algo a su medida, y no tienen que ver entre sí. Me encantaría contarte ahora el detalle, pero parte del juego es la sorpresa y la variedad, sumada a información.

Los Días Especiales que tendremos en cuenta para nuestros objetivos SMART y otros desafíos implican pensar en nosotras, agradecer, hacer cosas nuevas, pensar ideas locas, hacer algo saludable, ser positivas, ver fortalezas en otros, reconocerlas en nosotras, marcar una diferencia, divertirnos, desafiarnos, sumar y compartir.

Experimentaremos en carne propia esto de ir paso a paso hacia nuestra meta, con objetivos que podremos verificar en 24 horas si los cumplimos o no.

A fin de mes, cada una podrá chequear si asumió su compromiso de jugar, divertirse, hacer cosas nuevas y alcanzar su meta de sentirse bien.


Como siempre aquí en Eureka, el primer desafío es para mí: tengo mi plan y debo cumplirlo aunque no tenga tiempo, no tenga ganas, o me desmotive porque no me responden o porque no logro mi meta de crecimiento.

Vos me podés controlar a la vez que me inspirás. Sabés que acá vamos creciendo y animándonos mutuamente. Cuento contigo!!

Aquí te explico más de qué se trata la propuesta de Octubre

Te espero en Instagram!! y el próximo miércoles aquí hablando sobre “locuras”

Lorena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .