Época de planes y renovación

Ahora sí, oficialmente en PRIMAVERA: la época en la que la naturaleza nos recuerda que se puede renacer, renovarse y volver a lucir las mejores galas cuando tal vez parecía todo perdido.

Es un momento ideal para aprovechar la energía que se renueva y utilizarla a nuestro favor.

Aún no estamos con el agotamiento que sentimos sobre fin de año, ni tan dispuestos a postergar porque “está todo el año por delante” para hacer cosas…

Tampoco tenemos los bríos para hacer proyectos de año nuevo, porque falta bastante (“eso” lo hacemos en diciembre, hasta enero…). Estamos aquí: en un momento que puede ser bisagra en muchos aspectos.

Es un buen momento para plantearnos objetivos, o reajustar desde otra perspectiva los que ya teníamos.

A esta altura del año (y más aún con la situación inesperada e incierta que estamos atravesando) ya podés apreciar si será viable alcanzar algunas de tus metas, al menos dentro de lo previsto. Y desde este punto, es posible hacer ajustes que te permitan seguir hasta tus objetivos adaptándote, con flexibilidad, y sin abandonar “porque ya es tarde”.


Cuando realmente querés algo, cuando lo soñás, cuando te has jugado en serio por ello porque confiás en tu proyecto o en tu idea, no te rindas fácilmente.

Seguí buscando la vuelta, mantené tu sueño como meta mientras vas avanzando paso a paso, según tus posibilidades.


Tal vez esta primavera no llegues a ver frutos, pero sí podrías ver los brotes, hojas, flores, y el proceso de maduración que te llevará a poder sostener los frutos cuando estés preparada y sea el momento.

Sí, es cierto: nos dan ganas muchas veces de tirar todo y decir “hasta acá llegué”, enfocando nuestra mirada en lo que nos falta, nos salió mal, o lo que no hemos logrado aún.

Pero, si bien no es bueno ser necias y darnos una y otra vez contra la misma piedra, tampoco lo es abandonar ante algo que no salió como esperábamos, de primera.

Se trata de ampliar la mirada, cambiar el enfoque, ajustar tu idea a lo que vas aprendiendo.

Tal vez sea un buen momento para responderte estas preguntas… y otras:

¿No has conseguido tus objetivos?

¿Qué has hecho para lograrlos?

¿Te has mantenido en tu plan o te has ido hacia otro lado?

¿Has tenido la disciplina y la constancia necesarias?

¿Te permitís valorar los logros y los pasos que has dado?

¿Sos muy exigente contigo misma? ¿querés resultados perfectos o mágicos?

¿Te has detenido a revisar tu plan con los aprendizajes que vas logrando?

¿Estás aprendiendo continuamente?

¿Te estás prestando atención a vos y a tus necesidades?

¿Conocés cuáles son tus prioridades?

¿Conocés tus puntos fuertes y débiles? ¿Reconocés lo que sentís y por qué?

¿Estás siguiendo un plan propio o un libreto incorporado?

Lo que buscás ¿es realmente lo que vos querés?

¿Tendrás miedo de que te salga bien y no sepas que hacer con el éxito?

¿Qué tanto te pesa la mirada de los demás y los “malos hábitos” incorporados?

Hoy te invito a que vayas pensando en tus objetivos. Pueden ser grandes o pequeños: desde tener una empresa, un hijo, un trabajo… hasta la dieta, el ejercicio, levantarte temprano, dejar de fumar, y un infinito etcétera.

No importa cuál sea o sean los tuyos. Andá tomándolos de a uno y pensando en esas preguntas.

Detenete a pensar en vos.

Hay otras cosas debajo de “no logro mi objetivo”, que no tiene que ver con el afuera sino con nosotras mismas.

Recordá que nuestra mente puede ser nuestra mejor aliada o nuestra peor enemiga.

Está en nosotras ponerla en su lugar y hacernos cargo de lo que queremos y necesitamos.

Es por eso que así como escribí este post, escribí el ebook: porque es una manera de prestarnos atención y dejar de culpar a los demás o a las circunstancias de lo que nos pasa, una manera de ir comprendiendo muchas situaciones en nuestra vida.

Conocer cómo funcionamos y por qué pensamos, sentimos y hacemos muchas cosas, es un paso fundamental para seguir avanzando en el camino correcto para cada una.

Aprovechemos la primavera, la energía, la renovación, para florecer nosotras mismas.

Mientras, te pido algo:

  • Comentame si alguna de tus respuestas a estas preguntas te ayuda a “darte cuenta” de algo. Me encantará leerte.
  • Compartí con tus amigas, madre, hija, tía, para que más mujeres descubran Eurekaonline. Vos ¿ya lo seguís? Suscribite 😉

Lorena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .