Cómo y qué aprender de los procesos

Cerramos un ciclo de conocer los procesos de varias mujeres (y un hombre eurekiano!). Todos, a su manera y desde su experiencia, son testimonio de que se puede hacer lo que querés, lo que te gusta y disfrutás… a veces, a pesar de muchas cosas y otras sin darte cuenta. Mirá aquí todo lo que podríamos aprender…

Nos transmiten que ya sea por necesidad, por detenerte a pensar a tiempo, por jugarte a independizarte o simplemente por hobbie, porque te gusta, es posible hacer “eso” que va contigo. En todas las áreas de la vida (salud, relaciones, trabajo, vocación).

Ninguno se quedó con lo que le pasó… todos fueron un poco más allá, siguieron aprendiendo, intentando, haciendo lo que sentían que tenían que hacer, y desarrollando su potencial. Digo que algunos casi sin darse cuenta, porque simplemente decidieron hacer eso que les gusta y no tuvieron que tomar ninguna decisión compleja, sólo hacer “lo que estaba cantado” como le pasó a Magdalena.

Sea como sea, todos están en proceso de mejora continua, con aspiraciones, con sueños.

Cada uno tiene su tiempo, su ritmo, sus intereses y sus prioridades. Pero si mirás cada historia, encontrarás que paso a paso, a su manera y desde sus intereses, han logrado ir más allá de lo esperado o hasta de sus propias expectativas.

Y de qué se trata aprender de los procesos

Se trata de no quedarte con las ganas, de ser vos y de hacer lo necesario para desarrollar tu potencial.

Se trata de ir conociéndote, aprendiendo de los aciertos y de los errores, y abierto a las oportunidades.

Te podés sorprender, aunque creas que “sólo es un hobbie”, o que “ya es tarde para esto”… porque “la vida” se encargará de ponerte las oportunidades mientras vos te encargues de estar preparado y atento a ellas para aprovecharlas.

No sirve de nada quedarte quejando por lo que no has hecho o lo que te salió mal, ni hacer una carrera excelente si no es lo que te gusta… ni ser empleada toda tu vida si tenés alma de emprendedora, o quedarte en el negocio familiar si podés hacer tu propio emprendimiento de eso que te gusta.

Tampoco sirve deprimirte por las pérdidas si podés enfocarte en las alternativas, ni seguir viviendo en función de otros si tenés derecho a vivir tu vida.

Podemos aprender muchas cosas de cada proceso que vimos, y cada uno podrá sentirse más o menos identificado con cada historia:

De Celia Firpo, una mujer apasionada por el arte en flores, podemos aprender lo que es superar adversidades económicas, volver a levantarte y superar tus miedos, para seguir haciendo lo que siempre quisiste hacer… y estar en los momentos más especiales de muchas personas.

Lucía Alba, una Licenciada en Nutrición que podríamos haber “perdido” si hubiera seguido su carrera de Bioquímica… nos enseña a escucharte cuando “hay algo que no te convence”, y tenés que tomar una decisión a tiempo. Ella se animó a cambiar una carrera excelente en 4° año… para ir a otra que sí la colmaba.

Lara y Marcia, de “El Hada Mágica”, son dos socias en el área de servicios de fiestas infantiles, que pueden motivarte a que hagas eso que alguna vez fantaseaste con una amiga… a transformar una habilidad o un hobbie en un trabajo de tiempo libre, donde disfrutan, crean y se divierten, mientras siguen con sus empleos.

Bettina Novarese es una referente del Lettering y Bullet Journal, o sea, de hacer arte con papelería… a grandes rasgos. Es como una estrella en ascenso en su rubro 😉 ganadora de fans por su personalidad además de su arte. Así que con ella seguro podrás aprender más aún que dedicarte a tu hobbie, porque al ritmo que va no se sí volverá a ser agente de viajes o seguirá por el camino del arte y la comunicación… sólo el tiempo lo dirá.

Isabel Morales, una entrenadora de educación física, nos enseña de primera mano que no hay edad para comenzar a ejercitarnos físicamente… y que no hay edad para dejar de hacerlo! Es una muestra de que cuando llega el momento en que decís “¿y ahora qué hago con mi vida?” y dejás de postergarte por otras obligaciones… podés descubrir todo un potencial que ni vos sabías que tenías.

Florencia representa a muchas mamás jóvenes. Te puede enseñar que si estás atenta a las oportunidades, podés encontrar una fuente laboral en la que pongas en juego tus intereses… aunque fuera mirar fotos de moda ;). Además, también es una muestra de que podés lograr el equilibrio en tu vida, sin necesidad de ser Heidi ni una superwoman.

Mi mamá, Sonia, es otra muestra de mamá pero de las mayores. Es un ejemplo de alrededor de 70 años, de mujeres que están viviendo en una época de cambios culturales, y están aprendiendo a ser ellas mismas y no quienes han sido toda su vida (como todas, pero con más peso).

Ximena puede mostrarte que es posible tener una carrera, trabajar en una empresa familiar, y en un momento sentir que querés otra cosa… mejor aún cuando las oportunidades aparecen cuando es el momento justo para que tomes decisiones y logres independizarte.

Mi propio proceso se va viendo aquí, en Eurekaonline, y tiene que ver con aceptarse, reconocer tus puntos fuertes y débiles y asumir que hay algo que podés aportar, y no quedarte como si el tren ya hubiera pasado.

Magdalena Dieste, una periodista y viajera, te muestra que se puede conjugar tus intereses, tu profesión, tus hobbies y tu familia… y que no se sabe las oportunidades que pueden surgir desde ahí. Su blog puede ser mucho más de lo que es ahora, pero mientras llega su momento de dar un paso más, lo disfruta a pleno como lo que es y lo que ha logrado.

Romina Ferreira, una genia de la fotografía profesional, le pone el alma a sus fotos. Además de ser una persona sensible, es luchadora y emprendedora, y es un ejemplo de que se puede vivir de lo que te apasiona, abrirte tu propio camino y dejar tu impronta en tu trabajo. Dejó de ser empleada y decidió que sería su propia jefa, dando pasos cortos y seguros.

Y Javier Pereyra… cierra nuestro ciclo, demostrando que la actitud ante la vida es lo principal. Que más allá de lo que te suceda, lo que importa es lo que hacés con eso. Tras la amputación de su pierna todos esperaban para apoyarlo y contenerlo… y fue él quien dio una lección de superación. Un año después de su accidente, estaba entrenando para un paratriatlón. Aprendé lo que quieras de su historia.

Y ahora que tomamos un poco más de conciencia de todo lo que somos capaces de hacer… ¿no te parece que es momento de que te pongas a pensar en serio en tu proceso?

  • Para valorar lo que has hecho hasta aquí.
  • Para pensar en todo lo que quisieras hacer.
  • Para hacer lo necesario para lograr tus sueños.
  • Para dar pequeños pasos que te lleven a tu objetivo.

En el próximo mes, en Eureka nos dedicaremos a NUESTRO PROCESO. Pero no te voy a dar tips, ni frases hechas ni modelos a seguir.

Vamos a hablar de muchas cosas que están dentro nuestro, que nos hacen ser quienes somos… o quienes creemos que somos… y que nos limitan para ser quienes podemos ser en potencia.

Mucho camino por recorrer… te espero!. y gracias a todos quienes participaron con muy buena onda en este proyecto!!

@celiafirpo @elhadamagica1 @luciaalbanutricion @vital.entrenaparalavida @bnbujoandlettering @vicu.com @bichuna.uy @poracayporallá @javierpereyra37

Seguí eurekaonline, aquí y en Instagram @eurekaonline5 (porque se complementan)… y ustedes me complementan a mí! no tienen idea cuánto.

Lorena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .