Uso alternativo del tiempo, coronavirus y un ebook!

Vivimos cada día más pendientes del tiempo. Abundan los comentarios del tipo: “no tengo tiempo”, “ando a las corridas”, “se me pasó el tiempo volando”… o hablando de horarios, de rutinas, de organización y productividad, para aprovechar mejor el tiempo.

El hecho es que el tiempo en sí mismo es algo tan efímero y tan concreto a la vez, que es difícil de abarcar y necesita que lo usemos con inteligencia.

Efímero si lo pensás como algo “que no existe” y que no podemos controlar en sí mismo. Concreto cuando tenés que cumplir horarios o controlarlo con el reloj para adaptarte a la vida en sociedad y a la realidad en la que vivís.

El reloj parece nuestro principal enemigo…

Tenés tantos minutos para una cosa, tantas horas para otras, a tal hora tenés que estar en determinado lugar… parece que todo dependiera de ÉL: del reloj. Pero podemos olvidarnos de la responsabilidad que tenemos nosotras de usarlo inteligentemente, y a nuestro favor.

En vacaciones queremos hacer lo que queramos, cuando queramos. Una de las cosas más disfrutables es dormirte cuando tengas sueño y levantarte cuando quieras, comer cuando tengas hambre y sin apuro, ir a donde quieras sin horarios. A veces hasta resulta difícil coordinar algo “con hora”. Parece que aunque tengamos todo el tiempo libre, no tuviéramos tiempo para otras cosas que nos hagan pensar en un horario, en un compromiso.

Liberarnos del reloj es parte esencial de las vacaciones, lo opuesto a la rutina del resto del año.

Pero… cuando TERMINAN LAS VACACIONES, más vale que nos hagamos amigas nuevamente del reloj, de los planes, de los tiempos estructurados, de la organización, para aprovechar eso tan precioso que tenemos y debemos cuidar: NUESTRO TIEMPO.

Por momentos, podemos sentir que “ya no tenemos tiempo de disfrutar”.

¿Por qué tendríamos que dejar de hacer cosas que nos gustan porque “no estamos de vacaciones”?

¿Por qué nos abrumamos nuevamente con la rutina y ya no nos permitiríamos un tiempo para nosotras?

¿Por qué, si sos madre, parece que al comenzar el año sólo vivieras para las necesidades y tiempos de tus hijos?

¿Por qué ya estamos pensando en las próximas vacaciones… dentro de un año?

Porque nos cuesta aprovechar el tiempo, disfrutarlo, salir de las obligaciones cuando estamos en “modo trabajo”… y decir NO cuando ya tenemos nuestros tiempos organizados (pero éste será otro post).

Más allá de la realidad de que el tiempo se nos ocupa fácilmente con los horarios establecidos (los propios y los ajenos), es claro que tenemos que usar recursos para aprovecharlo lo mejor posible, y que resulte a nuestro favor.

No soy nadie para hablar aquí de organización y planificación del tiempo (porque no me resulta fácil 😉 ), pero sí estoy aquí para buscar y ponerte a tu alcance “recursos” que crea que pueden serte útiles… para la vida, para estar bien, para sentirte contenta y hacer algo por vos misma. No es poca cosa!

¿Sabés qué recursos encontré?: TEATRO BREVE y BULLET JOURNAL

Y pensarás ¿para qué me hablaste tanto y ahora me salís con teatro? ¿qué tiene que ver con el tiempo y la rutina? ¿y qué es el bullet journal?

Tiene que ver con “matar varios pájaros de un tiro”. Pero ya te cuento que la parte prevista del bullet journal en este post fue una de las tantas y más importantes cosas que quedaron “para después” al ser suspendido el taller.

Sobre el teatro breve:

Fue una experiencia muy buena, y completa:

Habían 3 obras, de 15 minutos cada una, con intervalos entre ellas en los cuales salías de la sala y podías ir por un trago o una picada, o esperar allí hasta que comenzara la siguiente. Unos pequeños cuartos eran las salas, con sillas y taburetes, con los actores ahí, adelante, a tu nivel y por momentos al lado tuyo.

Las obras muy entretenidas, divertidas, con muy buenos actores. Podíamos charlar en los intervalos, y al final sí comer algo más tranquilas, sin apuro, y seguir conversando, con música en vivo.

¿El resultado? en 3 horas nos vimos, nos pusimos al día “haciendo catarsis” donde el tiempo y las responsabilidades fueron obviamente uno de los temas, comimos y tomamos algo (desde jugos hasta cervezas), vimos tres obras de teatro, nos divertimos dentro y fuera de las salas… y recargamos pilas por un tiempo más, haciendo una salida de mujeres, solas.

¿Lo mejor? Tuvimos una nueva experiencia y todas la disfrutamos, a la vez que hicimos lo mismo de siempre: conversar, reírnos, comer y tomar algo.

Te invito a que descubras el Teatro Breve en Sinergia Design, en Montevideo. Porque así como nosotras lo descubrimos, disfrutamos, y nos quedamos con ganas de más, simplemente me gustaría que más gente lo descubra.

Así como los autores y actores saben usar el tiempo a su favor, y hacer unas divertidas comedias en pocos minutos, nosotras también tenemos que aprovecharlo!!

Hasta aquí tenía escrito el post antes del coronavirus en Uruguay…

Estaba esperando a hacer un taller de Bullet journal el sábado para aportar aquí otra experiencia en torno al tiempo… y se suspendió la noche antes, cuando se confirmaron los casos de coronavirus.

Así que querida, aquí estamos, hablando igual del tiempo… pero ahora al revés!!

Ya volvimos a la rutina, a los horarios establecidos, y de pronto nos dicen #quedateencasa y nosotras decidimos #yomequedoencasa

¿Y ahora? ¿qué hacemos con todo lo que teníamos planificado? ¿qué hacemos si nos cierran las escuelas, los liceos, las universidades? ¿qué hacemos si no podemos ir a trabajar pero tampoco ir al shopping o juntarnos con amigas?

Este post es un claro reflejo de la realidad que estamos viviendo en el mundo (sin querer agrandarme jeje): tener que detener lo que ya estaba planificado y casi pronto, cambiar de planes y buscar alternativas.

Espero que, así como ya encontramos alternativas para organizar, usar y disfrutar el tiempo con inteligencia y desde otra perspectiva (una de ellas te la debo para más adelante), podamos encontrar alternativas para sobrellevar esta crisis.

Quedarán pendientes muchas cosas estos días, ante este fenómeno que nos sorprende a todos por más que estuviéramos alertados. No sabemos la real magnitud que puede alcanzar esta medida de aislamiento, pero lo que sí sabemos es que surgirán inconvenientes y consecuencias.

Una vez más, la flexibilidad será nuestra principal aliada.

Tendremos que apelar a la creatividad, a la imaginación, a valorar y aprovechar lo que ya tenemos y a todo eso que tal vez ni nos acordábamos que teníamos, lo que sí podemos hacer y a disfrutar del tiempo que tengamos “juntos y separados” (aunque pueda ser una tarea ardua, sí, lo sé ;))

Y tengo algo para ofrecerte como un recurso más para que te entretengas en estos días, mientras pensás en lo que podés hacer por vos misma: un ebook de regalo!! Un libro sobre “Cómo Empezar a descubrirte”

No lo hice por el coronavirus, ni la cuarentena, sólo coincidió que estuvo pronto para lanzarlo en estos días. Mirá si es otra de esas “cosas que llegan en el momento justo”, como te conté en el post de causalidades!!

E-book “Cómo empezar a descubrirte”

Podés ir a descargarlo haciendo click aquí.

Hoy te invito, simplemente, a que te suscribas a eurekaonline, y leas el librito para empezar a pensar en vos a partir de algo de información. Espero que me cuentes!!

Lorena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .