La otra cara de los “problemas”

¿Viste que a veces te pasan cosas que te hacen pensar…?

O mejor dicho… a veces te pasan cosas que se viven mejor si las pensás de otra manera.

Bueno, yo paso pensando, es mi gran debilidad. Pero hoy no hablo de causalidades. Hablo de “cosas que le pasa a la gente” y que pueden verse como un problema o como una oportunidad. Como algo “de afuera” o algo cuya solución depende de nosotros. Como un sueño o un objetivo. Como un lujo o una elección de vida. Como una obligación o un acto de amor.

Te resumo algunas de esas “cosas que le pasa a la gente” (todas propias o de mi entorno cercano, no son inventos):

Profesionales cansados o desmotivados por trabajar tanto, tener buenos ingresos y sentir que no pueden disfrutar como quisieran… porque no tienen tiempo ni dinero para hacerlo.

Un cierre de DGI que da números que no hacen feliz a nadie, con dinero a pagar que se suma a otras obligaciones ya contraídas en los próximos meses (contribución, matrículas de Colegios, competencias deportivas… todo junto, ahora).

Una competencia de uno de tus hijos que ya empezaste a pagar… y una propuesta interesante para otro, que si bien es a futuro, requiere una inversión importante y una decisión y seña, ahora.

Algo que se rompe y se necesita… o lo venías postergando hasta que ya no da más… ahora (un caño roto en tu casa, una obra en el edificio, una piedra en el parabrisas, un tornillo en una cubierta… un dolor que te lleva a estudios médicos).

Una mascota que se enferma y requiere una cirugía de alto costo, ahora.

Cuentas pendientes que no llegan a cobrarse en tiempo y forma, la tarjeta de crédito que explota (y sí llega en tiempo y forma… ahora).

Día a día surgen “imprevistos” además de los “previstos” irrenunciables y los elegidos.

Seguramente te ha pasado alguna vez que todo te pasa junto!! (yo estoy en una de esas veces).

Y con todo lo anterior es fácil imaginarnos lo que pensamos (los impuestos, el costo de vida, el gobierno, el trabajo, todo está imposible, el país…) y cómo nos sentimos pensando todo esto (desmotivados, abrumados, estresados, negativos, preocupados, tristes, ansiosos, enojados, con miedo, etc., etc.).

Y aquí viene la parte de pensar de otra manera:

Pensar que si tenés matrículas de Colegios que pagar, contribución inmobiliaria, tarjetas de crédito con gastos por gustos, viajes de tus hijos por competencias o formación deportiva, cuentas que no has cobrado, y hasta un perro que está enfermo…

Todo esto quiere decir que elegís y podés enviar a tus hijos a educación privada, que tenés un techo propio o que estás pagando… pero es tuyo, que viajaste y/o te diste gustos, que tus hijos tienen salud, son buenos en lo que hacen, lo disfrutan, y están en un entorno que les brinda estas oportunidades, que tenés clientes o un trabajo que te permite tener y hacer todo esto “que te pesa ahora”… y que tenés una mascota que seguro elegiste tener y querés.

Nos puede pasar todo junto ahora… y no está bueno. Pero no olvidemos que somos responsables de nuestras elecciones. Que siempre hay otra opción (quedarte en tu casa, guardar el dinero que ganás, gastarlo en comida, bebida o ropa, la educación pública, no usar la tarjeta de crédito, e inclusive no tener trabajo, ni casa, ni auto, ni hijos ni perros).

Una aclaración: hablo de casos en los que pueden elegir y en los que es posible que se enfrenten a “estos problemas” que muchas personas quisieran tener, porque de verdad no pueden acceder ni al techo, ni al colegio, ni al auto ni a las oportunidades de viajar… o porque por más que quieran a su mascota, no podrían pagar una cirugía.

Cuántas veces nos quejamos por “estos problemas”, cuando somos nosotros quienes elegimos en qué círculo nos movemos. Cuando elegimos nuestras prioridades. Cuando valoramos un estilo de vida y no otro... y principalmente, cuando podemos tenerlos ahora, de forma momentánea, como una “racha de mala suerte” o como una etapa de nuestra vida, sabiendo que ya pasará.

Por supuesto que no quiero pagar impuestos… ni tener deudas. Me refiero (por propio bienestar) a ver las cosas desde el lado positivo, ya que de lo que hay que pagar no zafamos, y no es tema aquí.

Hoy te invito a pensar en positivo y a confiar en que todo tiene solución. Te invito a ver el otro lado de la moneda.

  • Espero que puedas pensar que el ajuste de DGI implica que ya gastaste un dinero que no tendrías que haber recibido (triste sí, ya lo sé…) y si lo gastaste fue necesario o útil en ese momento.
  • Espero que puedas ver una oportunidad en un deuda de un cliente, para mejorar la gestión de cobro (o para controlar lo que sea necesario controlar de tu parte).
  • Espero que puedas sentir que una mascota no es “un perro”: es un miembro más de la familia, y necesita y merece que hagas lo imposible por su bienestar.
  • Espero que puedas valorar las posibilidades que tienen tus hijos de tener nuevas experiencias, de ampliar sus horizontes, disfrutar lo que les gusta hacer a medida que van mejorando y superándose… y TU posibilidad de pensarlo como un problema a decidir (si fuera algo inalcanzable realmente, ya no sería un problema).
  • Espero que tengas un techo, y puedas pagar un alquiler o una cuota en un banco, y todo lo que implica un hogar.
  • Espero que si tenés alguno de “estos problemas” puedas detenerte a pensar qué podés hacer vos para cambiarlos, evitarlos o afrontarlos, y que puedas valorar cómo y por qué llegaste a ellos.
  • Espero que tengas la claridad para elegir qué te hace feliz, en qué elegís invertir tu dinero, tu tiempo y tu salud. Y que no olvides que podés hacerlo.

Lorena

4 Comentarios

  1. Maria Fernanda Perez Yannandrea

    Lore los problemas la mayoria de las veces no son tan graves ni importantes (a no ser cosas realmente feas) son nuestras prioridades las que tenemos que evaluar. la vida es tan corta para complicarse!!!!!!
    Besossss

    Me gusta

    1. @eurekaonline5

      Tal cual Fernanda! lástima que la mayoría de las veces las personas tendemos a lo negativo, y ese es el discurso que más se escucha y parece contagioso! Por eso está bueno parar un poquito a pensar que está “la otra cara”.
      Gracias por tu comentario! beso

      Me gusta

Responder a @eurekaonline5 Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s