Lo que pasa en el momento ¿justo?

Ahora sí puede ser el momento para contarles que mientras estaba empezando lo que al final fue el post anterior y que terminó siendo a corazón abierto… me pasó algo muy particular, inesperado, y que quisiera compartir con ustedes.

Mientras estoy sentada en mi escritorio, el 13 de febrero, día del 17° aniversario de matrimonio armando la idea sobre lo que quería escribir para este post vinculado a la pareja y al matrimonio… al lado mío se desploma la biblioteca llena de libros. Hace dos años que aguanta ese peso y se cae ahora… justo ahora.

book-419589_640Al caerse la biblioteca y tener que sacar todos los libros, apareció un examen de la Facultad (de 1996!! del siglo pasado!!), en el que justo estaba pensando en estos días… y que no tenía ni idea de dónde estaría. Tal vez me serviría para este mes…

Era un “poema” con perdón de los poetas, que hacía referencia a cómo cada uno viene con sus propias experiencias al encuentro con el otro (lo que hemos hablado en todos los posts anteriores), y cómo necesitamos encontrar quiénes somos en verdad…

Ese poema además, para mi sorpresa, fue leído por una amiga el día de SU casamiento, en la Iglesia. La novia leyendo mi producción!! guauuu 😉

Y para mi sorpresa también, acababa de escribir mi propia carta “de puño y letra” para cumplir mi desafío: también refiriéndome a ser yo misma y a elegir a la persona con quien comparto mi vida… (no les voy a contar el resto, porque de eso se trata el desafío que les propuse: de intimidad ;))

En fin, me convenzo de que no creo en casualidades. No tengo otras respuestas, y me da curiosidad tanta coincidencia. No sé por qué me pasó esto ahora. Sí sé que tengo una biblioteca rota, la pared rayada, y los libros en el piso, porque tenía mucho peso y no estaría bien colocada… pero también me pregunto:

¿Tenía que pasar todo eso para que yo encontrara ese “poema”?

Porque sinceramente nunca lo habría buscado donde estaba (Marie Kondo: no llegué a la parte de los libros, como te darás cuenta). Pero sí llegó él a mí confirmando lo que venimos hablando en el blog (o sea que sigo sosteniendo lo mismo que pensaba hace años), además de llegar el día de mi aniversario, haber sido elegido por una amiga para su casamiento, y mientras recordaba a otra amiga que no pudo ir al mío.

Con todo esto, lo menos que puedo hacer, es compartirlo con ustedes (está al final), porque tal vez para alguien también adquiera sentido, mientras yo sigo pensando para qué me puede servir esta situación.

Tal vez… en un momento de duda y de flaqueza, me está diciendo que siga haciendo lo que hace años sabía que tenía que hacer… no sé si casada o escribiendo… por las dudas sigo con las dos 😉

Puedo elegir encontrar un sentido a lo que me pasa, o simplemente enojarme con el carpintero, la pared, los libros, las editoriales, mi esposo que no le hace caso a Marie Kondo y no me dejó tocar la biblioteca… y frustrarme porque mi escritorio es un caos.

Prefiero encontrarle un sentido, y juntar fuerzas para seguir confiada en el camino emprendido.

Y ahora me acuerdo de una experiencia que tuvimos hace años, y que al menos yo viví como “angelical”. Se las cuento en el próximo post, porque tiene que ver con la pareja, con decisiones, y con situaciones que no podemos explicar… ¿te ha pasado alguna vez algo así, que te deja pensando qué pasó?

 

Otra cosa que me daría fuerza, sería que compartas con tus amigas, primas, madre, hijas, lo lindo que es eurekaonline, y que aumentemos la cantidad de EUREKIANAS por el mundo. Haceles el test a ver si son EUREKIANAS 😉

Tengo ideas, proyectos, gente que se suma y que puede aportar, y será más fácil y divertido si somos más. No es por dinero, es por vocación… y por amor propio, obvio! 

¿Me acompañás?

 

@eurekaonline5 en Facebook y en Instagram

 

Aquí está el “poema”:

Un intento de entender por qué yo soy lo que soy, y tú eres lo que eres

TÚ, YO Y LOS DEMÁS

Cuando yo nací, traje ciertas cosas conmigo…

A esas cosas les fui dando forma, acompañada

de personas tan importantes como mi mamá, mi papá,

mi hermano, mis maestros, mis amigos,

y todos aquellos con quienes cruzaba una mirada:

Sí! Todos los “Otros” fueron tallando algo en mí,

y me llevaron a ser lo que soy ahora,

con mis defectos y mis virtudes,

con mis orgullos y mis miedos.

 

Cuando tú naciste, trajiste ciertas cosas contigo…

A esas cosas les fuiste dando forma, acompañado

de personas tan importantes como tu mamá, tu papá,

tus hermanos, tus maestros, tus amigos

y todos aquellos con quienes cruzaste una mirada:

Sí! Todos los “Otros” fueron tallando algo en ti,

y te llevaron a ser lo que eres ahora,

con tus defectos y tus virtudes,

con tus orgullos y tus miedos.

 

Pero… ¿te has dado cuenta?

los dos hemos pasado por lo mismo

para llegar a ser lo que ahora somos!

Los dos tenemos mamá, papá, hermanos, amigos

y hemos cruzado miradas con mucha gente…

Claro que tu familia y tus amigos son diferentes a los míos…

Y seguramente tu mirada no ha cruzado las mismas miradas que yo

 

Pero… ¿te has dado cuenta?

En esencia somos iguales

En esencia ambos buscamos lo mejor para nosotros

y tratamos de hacer nuestro camino.

 

Pero no te olvides cómo empezamos:

Acompañados de personas tan importantes

para nosotros como nuestras mamás, nuestros papás,

nuestros hermanos, nuestros amigos, nuestros maestros

y todos aquellos con quienes cruzamos nuestra mirada…

 

Entonces… ¡busquémonos a NOSOTROS entre toda esta gente!

 

L.J. 1996

 

 

One Comment on “Lo que pasa en el momento ¿justo?

  1. Pingback: Lo esencial es invisible a los ojos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: