2 formas de tener el control de lo que nos pasa

arbol cerca
Aunque parece que hay una sola forma de actuar porque “soy así”, si miramos bien el árbol podemos ver la cantidad de opciones que tenemos. Podemos elegir.

Y llegamos desde el bosque al árbol.

Varias veces hablamos y habrán escuchado ya por ahí:

  • lo que pensamos y sentimos determinará lo que decimos y hacemos,
  • o pensamiento y sentimiento determinan la acción,
  • o nuestras conductas son el resultado de lo que pasa en nuestro interior
  • o nuestra mente determina nuestro comportamiento

En fin, varias formas de decir algo parecido: no actuamos “porque sí nomás”, actuamos luego de un proceso interno. Lo interesante es que este proceso puede ser consciente o inconsciente para nosotros.

Y más aún: generalmente lo que vemos es la conducta, sin percatarnos de lo que sucedió antes. Actuamos de forma “automática” bajo el mando de lo que ya tenemos incorporado, de nuestros hábitos y expectativas.

¿Se acuerdan de la “programación”?

Pensemos en alguien que sostiene que “los hombres no lloran” porque es lo que aprendió y la conclusión que sacó de su educación:

  • si “alguien” es mujer, es probable que rechace a un hombre que demuestre su sensibilidad, y de alguna manera podría sobrevalorar a un hombre que se muestre insensible, rudo, inconmovible, porque se ajustaría a “su modelo” de hombre.
  • si “alguien” es hombre, podría haber aprendido a ocultar su tristeza con rabia, y expresar enojo cuando en realidad lo que sucede le generaría tristeza… o miedo.

Entonces: tenemos que interpretar la conducta desde lo que la persona piensa y lo que siente a partir de eso. O tal vez, primero siente y luego piensa antes de actuar…

El hecho es que pensar y sentir están de la mano, y muchas veces nos cuesta identificar qué apareció primero… inclusive darnos cuenta de qué fue lo que pensamos y/o sentimos antes de actuar.

Y tenemos el viceversa!

Si pensamos en algo feo que nos pasó, podríamos sentirnos tristes, sin ganas de arreglarnos, vestirnos, salir… y nos quedarnos encerrados en casa rumiando eso tan feo que nos pasó… y nos sentimos cada vez más tristes, obviamente, y lo feo ya se torna en insoportablemente feo. A veces hasta nos encanta sentirnos taaaaan mal, y disfrutamos de esa sensación de depresión y de preocupación de los demás por nosotros.

Pero ¿qué pasaría si nos forzamos a arreglarnos, vestirnos y salir? (puede ser un amigo/a quien hace eso). Si tenemos que dejar la cama y la habitación semi oscura, y salir a la luz, con la mirada en alto, hacia afuera y no hacia adentro nuestro…

Seguramente ya no podamos seguir rumiando con tranquilidad, y cortamos el circuito tan deprimente.

Es posible que siga una sensación de tristeza si hay un motivo válido para estar así, pero directamente la postura, las acciones, el movimiento, el cambio de perspectiva, harán que no podamos pensar lo mismo, y por lo tanto cambiarán nuestros sentimientos.

Tanto reconociendo lo que pienso o siento, o actuando desde “fuera”, desde la conducta, puedo cambiar mi emoción o mi pensamiento para actuar como YO elijo, o cambiar mi conducta para sentirme como YO quiero. 

Porque funcionamos así… actuamos en automático, hasta sin darnos cuenta del por qué. Pero si hacemos un esfuerzo podemos tomar el control de nuestra vida.

 

¿Queda claro que haciendo un esfuerzo inicial podemos llegar a cambiar lo que pensamos y sentimos?

¿Queda claro que si identificamos lo que está debajo de nuestras conducta también podemos cambiar?

¿Queda claro cómo funcionamos las personas?

¿Queda claro por qué una situación en sí misma no explica las diversas reacciones?

 

Por ahora te dejo pensando… acordate que en las dos entradas anteriores vimos un “marco” para todo esto.

Y te cuento que en febrero, el mes del amor, nos dedicaremos a las parejas, y en marzo, el mes de las mujeres… a las mujeres.

Avisale a tus amigas y amigos, porque a ellos también les puede interesar tratar de entender las “cosas de mujeres”.

¿Me acompañas?

Seguí Eureka en Facebook

Y en Instagram @eurekaonline5

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: