Lunes: cómo lo afrontes depende de vos

He estado pensando mucho en el lunes, como ese día que tiene mala fama, que la mayoría no quiere que llegue… Ese día que cuando comienza es aceptado a regañadientes, con frases como “vamos a ponerle ganas que es lunes”, con un tono de “vamos a esforzarnos, qué vamos a hacer… ya está…”. Ese día que tiene, junto al viernes, la mayor cantidad de memes y frases dedicadas en las redes sociales… aunque el lunes no es tan bienvenido como el viernes.

Después de pensar en ese día, en lo que lo hace tan particular y tan importante, llegué a una conclusión: la culpa la tiene el domingo!!

¿Por qué?

Porque el fin de semana disfrutamos, nos tomamos libre de muchas obligaciones (si es posible), cambiamos la rutina, y sentimos que descansamos (aunque a veces las vueltas familiares y otros compromisos en realidad nos cansen más… pero no lo vivimos así generalmente).

¿Y qué pasa el domingo de tarde-noche? caemos en la cuenta de que al otro día hay que volver a trabajar, aprontar uniformes, viandas, pensar en los compromisos asumidos, hacer trámites o ir al doctor, a veces corriendo desde el trabajo. Y es AHÍ donde empezamos a mirar con mala cara al lunes, cuando toma protagonismo como EL lunes: ese día donde todo comienza de nuevo, y lo asociamos a trabajo, responsabilidades, horarios, rutinas, exigencias.

Ahora pensemos: ¿realmente, una vez que llega el lunes, es tan odiado? ¿o es más lo que nos resistimos a él desde el domingo?

Sentir el despertador no es lindo, no. Estamos de acuerdo. Pero tampoco es lindo sentirlo el resto de la semana si tenemos sueño. ¿Por qué nos “agarramos con el lunes” cuando en realidad es lo mismo que el resto de la semana? Por culpa del domingo! 😉

Si no tuviéramos antes al domingo para levantarnos tarde y hacer lo que queramos, no sufriríamos la llegada del lunes. Sería un día más, como cualquier otro.

Si trabajáramos los domingos y tuviéramos libre el lunes, lo viviríamos diferente. Seguramente lo disfrutaríamos mucho más que la mayoría a los domingos: porque tiene ese sabor especial de estar libre cuando “el resto” ya entró en la rutina, está trabajando y cumpliendo horarios.  Nuestro lunes sería nuestro domingo, y podríamos hacer todo lo que queramos, con muchas más opciones que los que solo tienen libre el fin de semana. Podríamos ir a la playa, a la rambla, a caminar o al shopping sin estar chocando con gente… y también podríamos hacer mandados a donde queramos, trámites en oficinas, hablar con la maestra, y simplemente disfrutar de un día diferente al de la mayoría.

Buscá en tu memoria algún día entre semana que hayas tenido libre, fuera de lo común, mientras el mundo sigue normal… ¿no fue especial?

Si estás leyendo esto, y trabajás los fines de semana, no te sientas mal.  Mirá TODO lo que podés hacer y disfrutar simplemente por ir contra la corriente. Es cierto que se pierden algunas cosas, no lo podemos pasar por alto, y nos dedicaremos en otro momento a eso. Pero también se ganan otras. Muchas veces es cuestión de perspectiva, y de buscar lo positivo en aquello que no podemos cambiar. Otras veces, tal vez debamos cambiar lo que sí podemos, para vivir como queremos.

Si estás leyendo esto, y tenés libre los fines de semana, seguramente seas de los que no quieren al lunes. Por eso te invito a pensar en qué momento lo querés menos: ¿el mismo lunes, o el domingo, cuando pensás en él y en lo que tenés que preparar para afrontarlo?

Pensá qué pasa una vez que lográs levantarte y arrancar la rutina: ¿no disfrutás de alguna manera volver a encontrar a tus compañeros o hacer lo que te gusta? (si no te gusta lo que hacés, o no estás en un buen ambiente laboral es otro tema).

La mejor forma de afrontar el lunes: cumpliendo con las obligaciones, más allá de la pereza inicial, sin dejar de ver lo lindo que tiene para brindarte sabiendo que puede ser el inicio de algo muy bueno. Tenés toda la semana por delante para lograr lo que quieras 😉

 

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s